Site Overlay

La mañana del miércoles 15 de Febrero fue diferente para los abuelitos del Hogar de ancianos de la Prelatura Cafayate “P. Ismael Sueldo”, por la vista  del coplero  “Potro Carrasco”.

El “Potro” vive en Salta y cuenta que aprendió el canto de las coplas mirando a su madre desde muy pequeñito. “ a mis 72 años me siento feliz de poder compartir este canto tan hermoso y lleno de alegría y sentimiento. Mi esposa falleció hace 3 años y con ella pude formar mi hogar junto a los 5 hijos que Dios nos mandó, ahora dedico mi tiempo en poder llevar un poquito de entusiasmo, especialmente a la gente mayor como y, porque a veces nos sentimos muy solos“.

Los abuelitos del hogar disfrutaron de un momento feliz cantando y recordando sus tradiciones

Dejá una respuesta