Primer Encuentro de educadores católicos

“Que el mundo sepa que nos renovamos para juntos cambiar el mundo”

El primer encuentro de educadores educadores de colegios católicos, es una jornada que se gestó como parte de las actividades de la Pastoral de Educación de la Prelatura de Cafayate, en el marco de los 50 años de su fundación.

 El encuentro nucleo a las tres instituciones confesionales que se encuentran en la Prelatura con la misión de formar a niños, jóvenes y adolescentes en sus niveles : inicial, primario, secundario.  A este encuentro se sumó también la única alternativa confesional universitaria de la región con sistema a distancia: Universidad Católica de Salta. Con un total de 110 participantes entre directivos, representantes legales, docentes, ordenanzas, personal administrativo y coordinadoras, la jornada se volvió muy fructífera.  

    La jornada inició a las 9  de la mañana con el recibimiento cálido y alegre de la institución anfitriona: el colegio de los Padres agustinos de Santa Maria en la persona de sus docentes ,directivos y representante legal. Los docentes visitantes pertenecían a los colegios:  San Agustin (Divisadero, colegio administrado por las hermanas Agustinas); el colegio Nuestra Sra. del Pentecostés (administrado por las hermanas de la Inmaculada Concepción de la Caridad) y la Universidad Católica de Salta.  Este espacio creado por la Pastoral fue el terreno propicio para hablar abiertamente de la labor docente en las aulas y la realidad que transversalmente nos toca como instituciones formadoras insertas en nuestras comunidades, a la luz del modelo del Maestro por excelencia Jesús.

     Alentados a redescubrir la tarea docente, la Hermana Agustina Ximena,  hizo dinámicas que remitieron a los docentes a revisar su tarea como acompañantes de las familias en la formación de los hijos  desde el primer instante. Bajo la declaración que sepa el mundo que nos renovamos para juntos cambiar el mundo, la hermana planteaba el modelo Mariano de crecimiento espiritual y físico: Nos decía al modo de María, la manera como ella crecía con su hijo, así el docente se debe plantearse el crecer con sus estudiantes, con los colegas y el estar agradecidos al Padre por plantar esta semilla de servicio en nuestro corazón para servir en las instituciones a las que pertenecemos. Más adelante los docentes y directivos presentaron a sus instituciones llevando canciones y banderas que los representaban, haciendo visible la cultura que representaban e idearios institucionales que los identifica.

Durante la celebración de la palabra y evocando la proximidad de la fiesta del buen pastor el padre Pablo Sánchez a  la luz del evangelio nos invitaba el celebrar la vocación de educadores. Nos decía debemos enseñar desde nuestra vocación el ir por delante siendo conscientes que  como referentes nuestras palabras y gestos son siempre ejemplo de nuestro alumnos. Debemos imprimir en ellos la valentía de arriesgar. Enseñar, como resaltó el papa, a ir delante y fortalecer la esperanza de mañana, cuidar la vida, su fragilidad. Hacer conscientes que en nuestros alumnos se gesta el futuro y por tanto es nuestro deber inspirar en los jóvenes la valentía de arriesgarse por la promesa de Dios. Dónde y  cómo podemos ser valientes? Se es valiente, nos decía, normalmente por que nos sentimos acompañados de Dios, no vamos solos, Dios va delante de nosotros, debemos siempre hacerlo con la perspectiva del Resucitado. La perspectiva del Resucitado es la del futuro, camina con los discípulos y muestra otra realidad el reino de los cielos. Cultivar el espíritu crítico, es un deber en el educador y ayudar a nuestros niños a descubrir ese espíritu crítico, para no dejarse llevar por lo que nos gusta y satisface solamente. Inspirar en los chicos el sentido crítico, la colaboración, la solidaridad, que sean fraternos, hacerles conscientes que todos nos necesitamos. Necesitamos los unos a los otros para ser nosotros mismos por que somos con los demá

s. Enseñar el sentido  de creatividad, vean que hermosos es ayudar a los chicos a ser creativos!! Siendo creativos utilizamos nuestra inteligencia nuestro conocimiento para darle color a nuestro mundo a nuestras mentes y corazones. Enseñar la comunicación es importante para hablar mirándonos a los ojos y al rostro, escuchando nuestras palabras. Por que la comunicación nos habla de vida y de personas, nos reta a cambiar nuestro corazón de piedra por uno de carne. Y finalmente enseñar qué es ser comunidad. La comunicación entre personas, la comunidad que formamos las personas, que no se reduzca a comunidades virtuales solamente sino que tengamos vida en común entre personas, identificando las cosas que nos unen, desde la interioridad del corazón y la inteligencia. Buscando aquello que nos ennoblezca y nos permita forjar con espíritu crítico esa colaboración comunitaria de personas capaces de mirarnos y aunar esfuerzos por el futuro, con capacidad de escucha y comunicación en clave de respeto.
    Luego de la celebración de la palabra, se dió un intercambio de experiencias, juegos, talentos, culminando una jornada amena, dinámica que se prolongó hasta las 17hs.

 

Dejá una respuesta