Site Overlay

Año Vocacional

¿Qué es?

Un tiempo pastoral dedicado a orar, reflexionar y discernir el llamado que Dios nos hace a su seguimiento (somos “discípulos” de Jesús) y la misión que nos encomienda (somos sus “apóstoles”) como ministerio (“servicio”) en su Iglesia.

¿Cuándo?

Comenzaría del 19 de marzo, fiesta de San José, y concluiría el 19 de noviembre, fiesta de Jesucristo Rey del Universo.

Objetivo

Promover una “cultura vocacional” al estilo de Jesús de Nazaret. Por cultura vocacional entendemos el propósito de cultivar entre nosotros un ambiente de fe

“La vocación al amor asume para cada uno una forma concreta en la vida cotidiana a través de una serie de opciones que articulan estado de vida (matrimonio, ministerio ordenado, vida consagrada, etc.), profesión, modalidad de compromiso social y político, estilo de vida, gestión del tiempo y del dinero, etc. Asumidas o padecidas, conscientes o inconscientes, se trata de elecciones de las que nadie puede eximirse. El propósito del discernimiento vocacional es descubrir cómo transformarlas, a la luz de la fe, en pasos hacia la plenitud de la alegría a la que todos estamos llamados” (Documento preparatorio de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, introducción).

CARTA PASTORAL CON MOTIVO DE LA CONVOCATORIA DEL “AÑO VOCACIONAL” EN NUESTRA PRELATURA  (Descargar)

.

HIMNO PARA EL AÑO VOCACIONAL 2017
QUIERO IR CONTIGO
Te estoy llamando, abre tu puerta
No tengas miedo, mas iré contigo, yo te ayudaré.
Tú eres mis manos, tú eres mis ojos, tú eres mis pies.
Deja tu barca, ven, sígueme.
Cordero de Dios que pasas por mi lado
quiero ir contigo, saber donde vives.
“Ven y lo verás” es lo que me dijiste.
Es en esta hora que quiero seguirte.
Háblame, Señor, que yo te escucharé
Mírame en el niño que se está gestando
Yo soy el anciano que sufre abandonado
Yo soy ee joven que se está drogando,
también esa madre que estás olvidando.
En tu corazón allí me encontrarás.
Deja a tus hermanos, deja lo que tengas,
carga con tu cruz y date por entero.
A cambio de todos tendrás Vida Eterna,
pescador de hombres quiero que tú seas
Hoy te llamo a tí quiero que seas feliz
Roberto Ochoa

Es una representación iconográfica que alude directamente al pasaje de Jn 1, 31-39.  Al igual que la perícopa tiene en cuenta la hora del encuentro que cambió la vida de los discípulos. En efecto son perceptibles en el dibujo los números 12 y 4 en la posición que ocupan en un reloj con agujas. La figura de los discípulos y la de Jesús se encuentran en posición caminante, pues la vocación es eso ir detrás de Jesús a compartir su vida. ¿Dónde vives?…Vengan y lo verán (Jn 1, 38-39).  El paso de Cristo es amplio y seguro, sin embargo el rostro está vuelto hacia los discípulos cuyo caminar es más tímido y quedo. Esto quiere manifestar que, si bien es cierto el ideal de una vocación requiere una gran generosidad y santidad, el Señor no pierde de vista nuestras debilidades, las conoce, las comprende y hasta cuenta con ellas.

El brazo de Jesús se extiende sobre las figuras de los discípulos y se desprende del gesto

Un compromiso afectivo y cercano hacia los discípulos.

  1. Una mano tendida para arrancar de la lentitud, pero sin violencia, ni premuras que fuercen el seguimiento.
  2. Una palmada de aliento para no abandonar el camino ni desilusionarse.

Un último elemento a tener en cuenta es el fondo que reproduce en líneas fundamentales un paisaje vallisto, con el detalle del cardón mayormente presente en todos nuestros parajes. Jesús se ha hecho presente y vive en esta Prelatura y en ella nos invita a seguir sus pasos.

El logo muestra una mano ofreciendo un mate.

El mate en la cultura Argentina es un elemento muy difundido, reconocido y practicado en todo el País.

Normalmente se lo asocia con la amistad fraterna, la comunión, la sencillez, la compañía, forma parte de uno de los ritos de bienvenida. Es común a todas las clases sociales porque sus ingredientes principales, yerba mate, agua y eventualmente azúcar, están al alcance incluso de los más necesitados. Quien lo ofrece no necesita otros manjares que lo acompañen, en el común de los casos puede bastar con un poco de pan, pero si la pobreza es muy extrema hasta se puede prescindir de él. El mate, como gesto y actitud de apertura al visitante se basta por sí solo.

En el dibujo se cuenta con el lenguaje del mate. Se ofrece lleno, con la bombilla en dirección al invitado y con la mano derecha.

La mano lleva el detalle de una llaga abierta en relación con las llagas de Jesús Crucificado dando a entender que es Él quien lo ofrece. Así da acceso a la intimidad de su vida, lo cual condice plenamente con el episodio del Evangelio de Juan utilizado para la leyenda del logo. De haber sido argentino, Jesús les habría ofrecido un mate a aquellos discípulos.

La mano llagada remite a la Cruz, lugar común entre el Maestro y sus discípulos, pero al ofrecer el mate es la mano de alguien vivo (un muerto no invita un mate) y esto refiere al seguimiento de Cristo muerto y resucitado. Quien comparte con Jesús el mate comparte su suerte (Cfr. Jn 13, 8): Cruz y Resurrección.

Learn More